Novena Sinfonía de Beethoven Patrimonio de la Humanidad

por | 19 Dic 2018

  Un día como hoy del año 2002, la Sinfonía nº 9 en Re menor Opus 125, conocida también como “Coral” de Ludwig Van Beethoven fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad.  En el final, Beethoven le puso música a la An die Freude (Oda a la alegría), del poeta alemán Friedrich von Schiller, y fue la primera vez que se incluyó la voz humana en una obra sinfónica. La sinfonía se estrenó en Viena el 7 de mayo de 1824.

Desde entonces, su influencia se ha extendido mucho más allá del ámbito musical. Ha inspirado a poetas, escritores y artistas visuales, y ha impulsado análisis y debates estéticos y filosóficos. Marcó una evolución importante en la música del siglo XIX. La “Oda a la Alegría” hace sentirse realmente hermanos por unos instantes a muchos.