Día Internacional de la Diversidad Biológica

May 22, 2020

El Día Internacional de la Diversidad Biológica fue decretado por la ONU con el objetivo de crear conciencia de la importancia que tiene la biodiversidad para los seres humanos y de allí la necesidad de cuidarla y preservarla para las futuras generaciones.

La diversidad biológica o biodiversidad se refiere a la diversidad de especies tanto de animales, plantas y microorganismos que nacen, crecen y se desarrollan en un determinado ecosistema. Aquí también se pueden incluir los distintos procesos y cambios evolutivos que ocurren con las especies y todo el entorno que les rodea.

Este término se estableció a partir del año 1985 en los Estados Unidos, concretamente en el Foro Internacional sobre la Diversidad Biológica.

Convenio sobre la Diversidad Biológica

El Convenio sobre la Diversidad Biológica se firmó en el año 1992. Este valioso instrumento internacional tiene como objetivo la protección, cuidado y conservación de la diversidad biológica de todo el planeta.

Con ello se busca que la especie humana sea capaz de vivir en un mundo mucho más sostenible, con mayor justicia y equidad, donde la distribución de los recursos naturales pueda llegar a un mayor número de personas, que lamentablemente hoy sufren de hambre, miseria y muerte por falta de ellos.

Este convenio fue aprobado por 196 países. En él se establece la aplicación de los acuerdos en los distintos sectores, para que, a la larga, se transformen en una realidad posible.

Detener la pérdida de biodiversidad es invertir en el bienestar de las personas. Para lograr que todos los seres humanos vivamos en un mundo más sostenible es necesario, a partir de ahora, tomar medidas drásticas y urgentes que permitan la protección y preservación de todos los ecosistemas, así como de la diversidad biológica que los habitan.

Dentro de los objetivos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible se contempla hacer frente a uno de los grandes desafíos que tiene el hombre moderno, como es mejorar el bienestar y las condiciones de vida de todos los seres humanos.

En este sentido, la biodiversidad juega un papel vital ya que de ella depende el desarrollo de las actividades económicas, sociales y culturales que permitan cubrir todas las necesidades básicas de subsistencia.

Para la Organización de las Naciones Unidas el año 2020 se plantea como un verdadero reto para salvar la gran biodiversidad de especies terrestres y acuáticas que existen en todo el globo.

Con la planificación y puesta en marcha de nuevas estrategias, se busca proteger y salvar el 30% de la biodiversidad de todos los ecosistemas que existen en la Tierra, y que esto a la larga, ayude a restaurar y regenerar todos estos hábitats que son de extremo valor e importancia para toda la humanidad.