Día del Profesor

por | 17 Sep 2019

La fecha se conmemora en honor a José Manuel Estrada, educador, escritor e intelectual que falleció el 17 de septiembre de 1894.

Estrada nació el 13 de julio de 1842 en Buenos Aires y a los 16 años publicó su primer libro: “Al descubrimiento de América”.

Fue periodista, y en 1865 comenzó su tarea como educador, dictando un curso de Historia Argentina que coronó con la publicación del libro: “Lecciones de historia argentina”.

También se dedicó a la política: fue miembro de la convención constituyente de la provincia de Buenos Aires, diputado provincial y diputado nacional.

Falleció en 1894, dejando un legado en la educación argentina. Por ello se conmemora al 17 de septiembre como el Día del Profesor.

Estrada educador

En octubre de 1865 el director de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires, Luis José de la Peña, lo convocó para dictar un curso de Historia argentina en la nueva Escuela Normal de Profesores que funcionaba en una habitación de la Escuela de Catedral al Norte. Estrada diseñó un curso de 30 lecciones en dos conferencias nocturnas públicas por semana: inmediatamente captó el interés de los vecinos ilustrados ya que en ese momento no era común que se estudiara la Historia del país.

En 1868, dado el éxito de sus cursos, publicó el libro Lecciones de Historia argentina, en el que se incluyen 21 de las 30 lecciones, desde la conquista hasta el gobierno de Rosas: más de la mitad de ellas tratan el período anterior a la Revolución de Mayo.

El presidente Domingo Faustino Sarmiento tenía aprecio por Estrada, aun cuando discreparan en algunos aspectos ideológicos: «del joven Estrada he gustado mucho de sus lecturas sobre historia». Por eso, cuando en 1869 el presidente fundó una cátedra de Instrucción Cívica en el Colegio Nacional de Buenos Aires, lo designó titular. En ese año también Emilio Castro, gobernador de Buenos Aires, lo designó jefe del Departamento de Escuelas, cargo que antes había tenido el renunciante Luis José de la Peña y que Estrada ocuparía hasta 1870.

En esa época los maestros no tenían título ni se los evaluaba: Estrada organizó un ciclo de conferencias y cursos para su desarrollo profesional y propuso remover a quienes fueran menos competentes o tuvieran un injustificado ausentismo. El gobernador puso en práctica estas reformas de manera parcial, por lo que Estrada renunció al año siguiente.