«Dar Vida en Vida»

May 30, 2019

  El 30 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. Esta fecha se eligió porque fue el día en que nació el hijo de la primera paciente trasplantada de hígado, en un hospital público en nuestro país (Hospital Argerich),  lo que representa la posibilidad de vivir y dar vida después de un trasplante.

  El Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) impulsa, normatiza, coordina y fiscaliza las actividades de donación y trasplante de órganos, tejidos y células en la Argentina.

  Cada año se trabaja incansablemente en  concientizar a la población para generar una cultura de donación activa.

  Donar es consolidar la vida en todos sus aspectos. Un donante puede dar vida, prolongar la vida y mejorar la calidad de vida de muchas personas que esperan y esperan, en una lista casi interminable.

  Cada cinco horas, el sistema de salud argentino concreta un trasplante de órganos. Se estima que un donante puede salvar la vida de hasta diez personas.

  Los trasplantes son posibles gracias a los donantes que manifiestan su voluntad positiva hacia la donación y al trabajo y compromiso de los profesionales de la salud que toman el proceso de donación y trasplante como una actividad cotidiana.

  El Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la República Argentina (SINTRA), es el sistema informático para la administración, gestión, fiscalización y consulta de la actividad de procuración y trasplante de órganos, tejidos y células en el ámbito nacional.

 

Ley 26.928: Derechos para personas trasplantadas y en lista de espera

  El Régimen de Protección Integral para Personas Trasplantadas creado por la Ley Nº 26.928 y puesto en vigencia por el decreto reglamentario Nº 2266, busca asegurar la plena integración familiar y social de las personas trasplantadas o en lista de espera, reconociendo sus derechos y necesidades específicas.

  Para acreditar la condición de titular y gestionar los derechos ante las instituciones correspondientes es necesario contar con la credencial emitida por el INCUCAI o el Organismo de Ablación e Implante Provincial.